Anarquía (mala palabra, tápense los oídos), institucionalidad (grrrrr), Sarmiento, El Tiempo y hasta religión… y otras sopas

A esta hora solo tengo en mi alacena una sopa de sobre (sancocho) de ideas (pensamientos), hirviendo, sobre anarquía, institucionalidad (grrrrrr), Sarmiento, El Tiempo que no alcanza y sin qué almorzar un festivo en casa (grrrrrr) (grrrrrr) (grrrrrr). Preferiría que vomitaran al final conmigo a que se quedaran dormidos con la cuchara fría en la boca…. el tema no es culinario…

Siempre me ha rayado la defensa de cualquier cosa porque sí y en abstracto. Punks del mundo: la anarquía como moda aquí en este caos tropical no tiene tanto sentido, más bien REDUNDA. Entonces pienso en mi lógica personal de respetar la autoridad hasta que deja de serme respetable. Primero creo en la honestidad y el talento palpables y luego, en las imágenes. Desde pequeña dudo de la divinidad de algunos santos, intelectuales o estrellas rocanrroleras, que algun@s recomiendan idolatrar. Menos cuando ni siquiera hacen buen rock and roll. Y ante tanto escepticismo dirán: ¿Puedo dudar hasta del altruismo de un banquero? Nooooo. Quién creyera.

El tipo más rico de este país compra a El Tiempo y dice que no es por plata, sino para garantizar la supervivencia de un patrimonio nacional (El suyo)… que ve al diario no solo como fuente de información, sino como factor estabilizador de la institucionalidad (En Semana: Sarmiento compra El Tiempo).

Son dos cosas distintas. UNA (más larga que la otra):
Si ya está fuera de todo la modesta aspiración periodística de parecerse más a la Cruz Roja, neutral y altruista, que a una oficina de prensa del Gobierno, poderosa y soberana… si el idealismo heroico nunca más superará la egolatría típica del periodista y “el miedo a perder las cesantías acumuladas”; entonces al menos debería levantar la cara y no limitarse a la defensa (servidumbre) de ningún establecimiento.

Ni siquiera al margen, sino a un ladito del establecimiento de este país, se esconden desaparecidos y se encadena la libertad bajo un árbol que por entre sus ramas deja pasar más esquirlas de granadas que rayos de luz, mientras el guerrillero balbucea un discurso anacrónico, trasnochado, que ni él mismo debe creer ya, y muere de viejo en la selva, con un Rolex en la muñeca y sus hij@s estudiando en Francia y el expresidente con los suyos en E.U, algunas malas amistades con opciones de salvarse de la cárcel, pensión vitalicia y una cuenta de Twitter para entretenerse.

Maquiavelos de todas las orillas como: guerrilleros, paracos, presidentes o ministros torcidos, han sostenido aquí el negocio de la guerra bajo la desinformación y otros métodos más perversos.

Las fosas comunes se llenan de donnadies, víctimas de ejecuciones extrajudiciales (nada positivo), cadáveres que seguirán fríos a pesar de los ríos de tibias lágrimas de sus madres que no alcanzan a limpiar la sangre inocente derramada. Mujeres sin recursos para pagar buenos abogados que las defiendan de la indolencia y la injusticia a veces no de uno sino de cuatro poderes amangualados en la defensa de lo indefendible… en un país donde pareciera que ser pobre es más repugnante que ser ladrón, matón o corrupto de cuello blanco.

L@s hij@s de los magistrados y de políticos y periodistas de “oposición”, perseguidos desde sus colegios hasta sus casas, quién sabe con qué teleobjetivo cargado sobre la derecha de algún carro blindado… hasta de la ilegalidad de lo que cometa, mientras la gente en la calle habla de la justicia politizada porque lo oyó en el noticiero mientras almorzaba.

Así estamos desde que nos colonizaron a la mala, con la autoridad impuesta –entonces, la española- explotando minas de oro y vaginas indígenas. Y la institución perversa ahí, sostenida por dogmas como los que decían, entre otras, que los negros no tenían alma y por eso estaba bien esclavizarlos.

¿Qué delincuente será más peligroso? ¿Uno desde la marginalidad o uno desde la legitimidad de una posición de poder? Los dos. El segundo. ¿No? (contéstelo Ud.) La prensa facilitaba la verdad más o menos en breve. Ahora, ¿Cuánto hay qué esperar a que alguien confirme que no era pastel de fresas todo esto que hoy huele a mierda, pero va bien, según los nuevos voceros, intermediarios de otro dios más reciente: el capitalismo. Si ell@s lo dicen, sí, seguro va bien.

A propósito vi esto en Facebook (no, este no es). Estos: Mancuso salpica a Uribe X 2 (otra vez) y X 3 (una vez más. click, click, click) ¿Será verdad esto? Noooo. ¿Confiamos o esperaramos los cien años que se toma la Iglesia para corregirse cada vez que la presión de la gente pensante confirma que irrefutable en este mundo es nada. ¿Quiénes somos los negros sin alma ahora? ¿Los periodistas?

Entiendo que es estúpido morder la mano que alimenta los medios ahora, pero al menos no hay qué perder la costumbre de preguntarse por lo que pasa alrededor del plato, aunque para empezar toque en voz baja como por ejemplo: qué tanto somos cómplices de las locuras que pasan en este país, que superan con creces un Watergate o un campo de concentración, desde lo público y lo privado.

Rebel, rebel así supongo que debe funcionar la mente de un periodista, sino para qué meterse en esa película tan dura, menos rentable -para much@s- que vender pauta publicitaria.

Negocio mata independencia, dice: María Elvira Bonilla. La independencia es lo único que salva hasta la misma institucionalidad, pero y no a la manera que los nuevos poderes impongan, sin torceduras ni autocensura.  Creo en la palabra como el arma más eficaz para transformar o deformar… muchas cosas.

DOS (cortica, final)
… Ni con hambre sería fácil tragarme las palabras, mejor no tener la indigestión de no poder preguntar por qué un banquero quiere comprarse la palabra.

++ Iba terminar algo personal como un poema, pero le perdí la pista como a mi almuerzo. Creo que debía estar buscando algo sobre el poder de la tentación y terminé en La tentación de los poderosos.

Mejor hablar de arte, pero así es la vida en el trópico y a veces mentes flexibles cambiamos el menú de cada día.

Lú RG. Marzo 19-12. Hora de no almuerzo. 4.30 p.m.

Acerca de lucerorodriguezg

Soy mujer. Escribo. He sido periodista y editora independiente. Busco algunas hojas en blanco virtuales para ver qué pasa con lo que dejo allí... Algo más sobre mí está en la etiqueta YO SOY LÚ. En las otras etiquetas hay algo de hormonas, rayones y notas inéditas y publicadas en otros medios. Ver todas las entradas de lucerorodriguezg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: