Horas antes de abrir la ventana para salir de la Patagonia

Nueve horas antes de la salida del tren había llegado a la terminal de transportes de Bahía Blanca desde Río Colorado, el sitio más cercano donde decidí bajarme del último camión en el que anduve. Por seguridad me habían recomendado no pasar todo ese tiempo en la estación de tren. Bahía Blanca ya no eraSigue leyendo “Horas antes de abrir la ventana para salir de la Patagonia”

Al borde de una neurosis hipotérmica, en tren de regreso a Buenos Aires, con la ventana cerrada

Camino a Buenos Aires de verdad sentí que no llegaría viva. Cuando alguien me preguntó cómo me fue a la ida, esperando de antemano que mi experiencia hubiera sido fatal casi mortal, tal y como me lo había advertido, dije que al menos no había muerto en el tren, que hasta me había parecido bien agradable y desde el amanecerSigue leyendo “Al borde de una neurosis hipotérmica, en tren de regreso a Buenos Aires, con la ventana cerrada”